Blog

Pacientes y familiares Mind académico Investigación
depresionmind

¿Puedo tener depresión?

Cuando una persona empieza a presentar una depresión cree que todo lo que está sintiendo es explicado  por los problemas del día a día, por la fatiga y el cansancio. Pero con el pasar del tiempo esa persona descubre que el cuerpo le pesa, ya no disfruta las cosas que antes disfrutaba, hay tristeza todo el tiempo, está más sensible, llora fácilmente y hasta las ganas de sexo se van. En la depresión los pensamientos se vuelven más negativos, uno piensa y piensa sin entender que es lo que pasa en su vida.

Según la Organización mundial de la Salud la depresión se convertirá en el 2020 en una de las principales causas de discapacidad a nivel mundial, y algunos estudios dicen que 1 de cada 5 personas a largo de su vida pueden presentar un episodio depresivo mayor.

Muchas de las personas cuando están entrando en una depresión no reconocen que su situación requiere ayuda, ya que muchos de sus síntomas se parecen a la tristeza de la vida cotidiana, al cansancio laboral, a la monotonía o a otras enfermedades. 

La depresión mayor es considerada dentro de los trastorno del ánimo, ocurre en todos los estratos y poblaciones, y puede afectar a cualquier persona. En las mujeres es más común en adultez temprana y cerca a la menopausia, y en los hombres se puede presentar en cualquier momento. También puede ocurrir en las personas de la tercera edad y en los niños.

Diferencias con la tristeza. 

Todas las personas hemos sentido la emoción de la tristeza y sabemos que es una reacción normal que ocurre cuando perdemos algo que deseamos; ya sea una persona, un objeto, la salud o un estado de tranquilidad. La tristeza es considerada una emoción normal cuando está asociada a un desencadenante claro o un problema, generalmente no  impide que las personas persigan sus ideales y suele resolverse lentamente con el pasar de los días. En la depresión la tristeza aparece en muchas ocasiones sin causa clara, dura mucho en el tiempo, afecta la funcionalidad y puede traer pensamientos sobre la muerte.

La depresión como enfermedad del ánimo.

En muchas ocasiones las personas empiezan a experimentar a lo largo de su vida periodos frecuentes en los cuales el estado de ánimo se disminuye sin ninguna razón, aparece llanto fácilmente, sensibilidad ante los comentarios y recuerdos, bajo apetito y problemas con el sueño. Además, dejan de disfrutar las cosas que antes le daban placer; cosas de la vida cotidiana como trabajar, salir a comer, comprar o hacer ejercicio, incluso empiezan a estar más encerrados, a rechazar invitaciones, a cerrar redes sociales y permanecer más tiempo en casa. Durante esos días las personas pueden sentir un mayor de nivel de rabia o irritabilidad, momentos de angustia y desespero, y una sensación de desesperanza frente a la vida y los problemas. Es frecuente que la gente piense mucho en el pasado y se culpabilice por situaciones que ya habían sido superadas.

Un paciente una vez decía que cuando entraba en depresión:

 “el mundo me cambia, se me va el olfato y todo lo veo igual”, “es como si me pusiera unas gafas oscuras” , “todo me da igual”, “es un dolor en el alma y mucha pensadera”, “no tengo deseos de hacer nada, ni de pararme de la cama” y  “empezar el día es horrible”.

 Las personas pueden quedarse pensando una y otra vez los problemas, sentirse rechazados, inferiores o culpables, y en muchas ocasiones pueden aparecer pensamientos relaciones con la muerte y desmotivación para vivir. Hay mucha desconcentración, quejas de memoría y enlentecimiento en la forma de pensar. Es muy común que el cuerpo se sienta diferente, más fatigado, cansado y con dolores. Mucha gente cree que lo tiene son problemas de vitaminas u otras enfermedades, e incluso consultan a muchos especialistas antes de ser visto por un profesional en salud mental. 

¿Qué piensa la gente en depresión?

Todos esos síntomas al inicio aparecen de forma irregular; es decir, un día el ánimo está bueno y otro día está mal. Pero con el pasar del tiempo suele convertirse en el patrón más frecuente. Sabemos que muchas veces quien está en una depresión piensa que nadie entiende lo que está sintiendo y que no va a tener salida, y que las personas generalmente ya han buscando estrategias para mejorar, pero no han funcionado.  Es normal tener miedo a consultar y a ser juzgado, pero este miedo no puede aplazar el tiempo para buscar ayuda porque la depresión suele empeorar con el pasar del tiempo.

Buscar ayuda y volver a ser feliz.

A pesar de que la depresión genera tanto sufrimiento en la paciente y en su familia, es importante tener claro que la depresión es tratable. Existen tratamientos de alta calidad con estrategias psicoterapéuticas y medicación que permite que las personas vuelvan a estar bien sin generar dependencia, sedación, compromiso mental ni efectos adversos perjudiciales. Lo único que queremos es que el paciente vuelva a ser feliz.  Tanto la psiquiatría como la psicología han avanzado a pasos agigantados y actualmente pueden ofrecer tratamientos de alta confianza.

Si usted tiene dudas sobre la depresión dese la oportunidad de consultar con nuestros especialistas. Comuníquese con nosotros, cuéntenos lo que pasa y seguro le ayudaremos a volver a retomar el rumbo de su vida. Nosotros si te entendemos. La depresión es tratable, usted va a mejorar y volverá a ser el mismo de antes. Llámenos para agendar su cita lo más pronto posible.

Contáctenos ahora mismo

    WhatsApp chat