Blog

Pacientes y familiares Mind académico Investigación
¿Qué es el duelo y cuál es su proceso?

¿Qué es el duelo y cuál es su proceso?

El duelo suele ser percibido como un estado negativo pero en realidad es un proceso natural y normal por el que pasa el ser humano en diferentes circunstancias de la vida.

No sucede únicamente cuando se ha perdido a alguien, es en efecto una pérdida pero puede estar representada de diferentes maneras:

  • La causa más común es la pérdida de un ser querido, familiar o amigo cercano, incluso una mascota.
    Para muchos, ellas son absolutamente significativas y dejan un vacío en las rutinas y espacios que solemos compartir con ellas. Los animales, son considerados, parte determinante en nuestras vidas, por eso no es raro considerar un duelo cuando mueren.
  • Los cambios drásticos en una relación tal y como la conocemos y vivimos: Un divorcio, una separación, el distanciamiento con amigos muy cercanos.
  • Las enfermedades propias o de un ser querido. Enfermedades que hacen que la salud tambalee o que generan cuestionamientos sobre la vida y la muerte.
  • El trabajo es un factor importante en la estabilidad de un individuo, por eso cambios abruptos en este aspecto puede ser también una causa de duelo.
  • Al momento de jubilarse, un gran porcentaje de personas siente que su vida deja de tener un propósito porque están acostumbrados a una rutina que ocupa su tiempo sin tener que pensarlo demasiado. Este es un momento de cambio drástico, es una situación donde sienten que su vida ha llegado a una etapa donde ser útil parece reducirse considerablemente.
  • Mudanzas, cambios de país de residencia, son además situaciones donde el duelo puede aparecer afectando el estado de ánimo de manera radical.

Todos estos factores desencadenantes varían y se presentan en distintos niveles según cada persona. Las reacciones son tantas como individuos que pasan por estas etapas complejas y dolorosas.

LAS 5 ETAPAS DEL DUELO:
Hay 5 etapas que pueden ser generales y repetidas en casi todos los casos, con estas se hace un planteamiento para entender también los tiempos de evolución en cada situación, se puede pensar en calcular el proceso y su duración hasta llegar al equilibrio y superación del duelo:
1. Negación
2. Ira
3. Negociación
4. Depresión
5. Aceptación.

Aquí te explicamos un poco las sensaciones o manifestaciones con las que cada etapa está asociada:

1. NEGACIÓN: Esta se trata de una especie de rechazo a la realidad que se está viviendo según sea la situación. Incluso frente a una muerte, pareciera que por más irracional que suene, todavía se puede pensar que la persona no ha muerto. Cuesta entender y procesar el momento.
Es importante estar atentos a resolver y salir de esta etapa sin permanecer demasiado tiempo en ella.

2. IRA: La posición de víctima se apodera del paciente. Hay un enojo general contra algo puntual e incluso muchas veces contra nada en particular, pero hay un descontento que no puede manejarse con facilidad.
Analizar con precisión este aspecto incluye estar atentos a reacciones de agresividad sin límites. Situación que debe sr contenida y superada para no caer en errores que más adelante pueden traer consecuencias peores al sentimiento.

3. NEGOCIACIÓN: En esta etapa se intenta llegar a un punto medio entre la realidad y los sentimientos. Tratar de acercarse a una solución sabiendo que hay cosas que no serán como antes. Esta es una etapa bastante pasajera porque no está basada en una realidad concreta o en una aceptación definitiva de la situación. Sin embargo, es un estadío por el que se debe pasar para llegar al final de las 5 etapas.

4. DEPRESIÓN: Una vez se hace una liberación de todo lo que puede ser controlado o percibido de esa manera, acontece una profunda tristeza. Un estado en el que hay casi un rendimiento negativo porque no se ve un horizonte. En esta etapa, el acompañamiento se hace todavía más necesario porque puede pasar de una depresión temporal a una depresión crónica, donde el paciente no evoluciona hacia una resolución.

5. ACEPTACIÓN: Finalmente llega la etapa donde hay una comprensión y aceptación de las circunstancias. Se puede racionalizar e incluso ver puntos positivos que vienen de la mano del cambio. Esta es la etapa donde se habla de una superación de momentos complejos y difíciles, donde el dolor aunque pueda permanecer con el recuerdo, se hace llevadero, se comprende, se avanza.

Indiscutiblemente, cada paciente tiene un proceso diferente y reacciona de maneras particulares. Sin embargo, lo más importante es saber que el duelo requiere un acompañamiento profesional para que no transicione a ser patológico. Si bien los tiempos no pueden generalizarse, el especialista se encarga de hacer un análisis del caso y determinar su evolución con más precisión.

Contáctenos ahora mismo

    WhatsApp chat