Blog

Pacientes y familiares Mind académico Investigación
¿Qué son las fobias?

¿Qué son las fobias?

Las fobias parten de un miedo irracional y sobredimensionado. Ese miedo puede convertirse en una especie de rechazo ante el objeto que genera dicho temor, que bien puede ser una persona, un animal o una situación particular.

El comportamiento de una persona con fobia hacia algo roza el límite con las manías, cuando se enfrenta al sujeto de la fobia puede manifestar antipatía, disgusto, rechazo e incluso repulsión.

El miedo o temor si bien puede responder a una situación que representa un riesgo, no siempre responde a esta característica, esta sensación puede llegar a no tener sustento ya que la situación permanece controlada sin un peligro inminente.

¿Ansiedad y fobia?

Se sabe que cuando existe una fobia hacia algo, la ansiedad severa es una de las manifestaciones más comunes que aparecen asociadas a esta.
Esto porque precisamente los síntomas que aparecen cuando una persona se encuentra frente al sujeto que le produce la fobia son algunos de los que se viven en un ataque de ansiedad: sudoración, taquicardia, nervios y exaltación. Escalofríos, sequedad en la boca y mareos.

Es por esto que en artículos anteriores hemos hablado de estos trastornos ya que pueden llegar a entrecruzarse unos con otros o pertenecer al comportamiento de un paciente siendo uno de ellos el predominante.

Leer aquí ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

¿Por qué surgen las fobias?

Es importante determinar el origen de una fobia con el fin de conseguir un buen resultado en su tratamiento, esto es si el paciente desea ser tratado y quiere superar su fobia.

Se sabe que por lo general, las fobias, aparecen luego de un accidente o un suceso traumático que haya sido determinante en la vida de una persona, tanto que permanece en su mente generando limitaciones frente al mismo.

Puede también aparecer después de un impacto emocional negativo que haya sido de mucha trascendencia para un individuo. De allí que estos orígenes no solo afecten para la aparición de una fobia sino de otros trastornos a la vez.

Algunas veces, estos impactos, son generados de manera impuesta. Una persona puede haber estado sujeta a maltratos, torturas o eventos que no fueron elegidos a voluntad, que no pasaron por accidente, y es en estos casos donde el temor deja de ser un simple miedo exagerado sin razón aparente.

¿Cuándo empiezan a manifestarse sus síntomas?

Por lo general, las fobias hacen su aparición desde la niñez, esta es una etapa de la vida en la que se está expuesto a cosas nuevas y en consecuencia hay un alto nivel de vulnerabilidad.
En la niñez se está aprendiendo y conociendo, en este sentido también se empiezan a formar las opiniones, gustos y reacciones ante diferentes situaciones.
En la adolescencia también pueden aparecer algunas fobias que pueden durar hasta la vida adulta.

A pesar de que el sujeto de la fobia se puede definir con claridad, muchas veces las personas no están dispuestas a superarla. Bien sea por que no le interesa, porque en verdad manifiesta un rechazo absoluto ante el objeto de la fobia o porque le resulta demasiado difícil enfrentarse a este para tener una evolución y ruptura con la fobia.

Los 10 tipos más comunes de fobias:

1. Agorafobia: miedo a los espacios abiertos
2. Acrofobia: miedo a las alturas
3. Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados
4. Belonefobia: miedo a las agujas
5. Coulrofobia: miedo a los payasos (normalmente aparece en la niñez y perdura hasta la edad adulta)
6. Glosofobia: miedo a hablar en público
7. Aracnofobia: miedo a las arañas
8. Aerofobia: miedo a volar, a subirse a un avión
9. Cinofobia: miedo a los perros
10. Hematofobia: miedo a la sangre

Hay una infinidad de fobias, incluso existen diccionarios con todos los términos para describir cada una de ellas.
De hecho , hay fobias tan poco comunes que se convierten en casos de estudio, como la fobia a ciertos colores, miedo a dormir, miedo al dinero, miedo al número 13 o al número 666.

Es por esto que muchas personas suelen juzgar las fobias como ilusiones o simplemente como miedos sin sentido, pero en realidad son trastornos psicológicos y emocionales que a veces llevan a quien lo padece a verse incapacitado para realizar acciones rutinarias o incluso limitarse a oportunidades por el miedo, por ejemplo, a volar.
De hecho hay fobias que pueden generar malestares físicos tan complejos como desmayos y parálisis temporal de movimiento.

Existen terapias para solucionar una fobia, entre ellas el acompañamiento psicológico de un profesional se hace indispensable. Es el especialista quien define cuál será el tratamiento pero por lo general se habla de terapia de exposición.

Lo más importante es no entrar en estado de negación y asumir la fobia como un aspecto a mejorar. Algunas fobias como las sociales que están asociadas a estados de odio o repulsión, pueden ser más complejas de solucionar porque el individuo lo asume como una característica de la personalidad que no está dispuesto a cambiar o que cree que no podrá superar bajo ninguna circunstancia.

Consulta siempre a un especialista para tener un diagnóstico pertinente y te recomiende el mejor camino a seguir.

Contáctenos ahora mismo

    WhatsApp chat