Blog

Pacientes y familiares Mind académico Investigación
Diapositiva1

¿Quién se preocupa por la pareja de alguien con depresión?

Como lo hemos planteado en artículos previos, la depresión es una de las enfermedades más prevalentes dentro de los problemas de salud mental. Algunos estudios muestran que 1 a 2 de cada 10 personas puede tener depresión a lo largo de la vida. Después de que una persona recibe el tratamiento adecuado y se logra superar el episodio depresivo es muy frecuente que los seres queridos queden afectados de una forma importante, y en muchas ocasiones la pareja puede ser el primer doliente. Acompañar a una persona en depresión también tiene un desgaste, por que muchas veces hay quejas, cambios del estado de ánimo abruptos, sensibilidad ante los comentarios, mayor irritabilidad, pensamientos negativos,  disminución del deseo sexual, aislamiento y falta de disfrute por muchas de las actividades.

Todos esos dominios afectados alteran la comunicación, la sexualidad, los espacios de ocio juntos, los proyectos a futuro e incluso la economía. No es extraño que después de una depresión las relaciones de pareja queden más débiles e inestables, y que incluso se puedan desencadenar síntomas físicos y emocionales. Es posible que la pareja se sienta cargada en las obligaciones y que oculte comentarios o problemas por miedo a afectar al otro. Adicionalmente, muchos de los medicamentos antidepresivos pueden tener efectos sobre la sexualidad, tanto disminución del deseo sexual, como en la calidad de la erección, el tiempo de eyaculación y el disfrute del orgasmo. Una pareja  puede ser un excelente acompañante durante el proceso o un factor negativo en el mantenimiento de los síntomas.
Es importante que el tratamiento de la depresión siempre sea de una forma integral. Poder evaluar no sólo la desaparición de los síntomas sino también la recuperación funcional es una de las metas que tenemos los psiquiatras, psicólogos y terapeutas de pareja.
Algunas recomendaciones que pueden ayudar a la pareja son:  exprese sus emociones de una forma asertiva, evite suponer frecuentemente ante los cambios de comportamiento o negativas, pregunte razones de los comportamientos, proponga reconstrucción de la sexualidad en la medida que el tratamiento va haciendo efecto, ofrezca escucha o compañía, cultive también su salud mental haciendo actividades de ocio y ejercicio para reducir la ansiedad e irritabilidad y finalmente, acompañe con amor a ese ser querido mientras sale de su crisis. Siempre es importante para desarrollar la empatía con alguien hacerse la pregunta ¿Cómo será un día con depresión?
 Cristian Vargas
www.mindsaludmental.com
Comparte este articulo en facebook  y síguemos dando clic a MIND para que te enteres de noticias y actividades sobre salud mental.
Contáctenos ahora mismo

    WhatsApp chat