Blog

Pacientes y familiares Mind académico Investigación
¿Ser impulsivo es un problema psiquiátrico?

¿Ser impulsivo es un problema psiquiátrico?

¿Te ha pasado de sentir que tus acciones no tienen una razón lógica o no estás dentro de los parámetros de un comportamiento aceptado socialmente?

No necesariamente todo comportamiento impulsivo responde a una condición mental asociada a una patología, sin embargo, es importante definir e identificar cuáles son los límites dentro de los cuales podemos alojar una actitud sana o normal y dónde esos límites pueden desdibujarse para convertirse en un problema que debe en todo caso ser tratado por profesionales en salud mental.

Definición de impulsividad según la psicología:
Toda acción que sea realizada sin pensar en las consecuencias negativas que devienen de ella. Estas consecuencias pueden estar asociadas a un gesto verbal o un acto reactivo frente a otras personas quienes pueden resultar afectadas por las circunstancias y persona que está manifestándose sin un control evidente, de manera espontánea y muchas veces sin una respuesta lógica porque no se sienten en capacidad de moderar su comportamiento.

No obstante, es absolutamente normal, reaccionar algunas veces frente al estrés de manera impulsiva, e incluso ante momentos de felicidad profunda o excitación.
Saber identificar el punto entre lo que es patológico es fundamental para saber si es una impulsividad normal o no.

¿Cómo se manifiesta la impulsividad en una persona?

Las personas impulsivas suelen tener algunas de estas características:

  • Incapacidad para evidenciar las consecuencias de sus actos.
  • Búsqueda constante de sensaciones arriesgadas y peligrosas.
  • Suelen ser desordenados, no cumplir horarios ni respetar acuerdos.
  • Se olvidan fácil de las cosas y no son constantes con las actividades que realizan.
  • Sus respuestas a todo son de carácter inmediato porque generalmente no tienen paciencia.

Por si sola, la impulsividad no puede ser considerada una enfermedad, pero sí es identificada como uno de los síntomas y manifestaciones de pacientes con otro tipo de trastornos como la Bipolaridad, el Trastorno de atención o el Trastorno límite de personalidad.

Hay una diferencia importante entre las reacciones impulsivas temporales causadas por circunstancias extremas como estrés o nervios, incluso como respuesta a un acto violento y las reacciones impulsivas que destacan como parte de la personalidad de un individuo.

La personalidad se expresa como un comportamiento constante, que hace parte de la esencia de alguien, con esto identificamos su forma de ser, de manera que si dentro de su cotidianidad se repiten estos rasgos podemos establecer que no es un comportamiento natural sino parte de un trastorno psicológico.

Es necesario consultar con un profesional de la salud mental siempre que se quiera establecer un diagnóstico claro sobre una condición que genere preocupación bien sea en la persona que lo padece o porque vemos esto manifestado en alguien cercano.
De ninguna manera es aconsejable hacer autodiagnósticos basados en conocimientos compartidos a través de medios informativos. Pero es de gran valor realizar investigaciones siempre que haya una duda ante algún comportamiento inusual.

La orientación de un profesional es absolutamente necesaria pues ayudará a entender mejor cómo es un comportamiento impulsivo y cómo tener el control para evitarlo.

Un comportamiento impulsivo puede empezar siendo inofensivo, sin embargo, una vez que empiece a generar efectos negativos en quienes rodean a dicha persona, debería ser identificado y consultado para buscar dinámicas de control ante estos actos desmedidos, sobre todo porque puede devenir en un trastorno más complejo como el TOC. Del cual hemos hablado en este artículo anterior. Click aquí. (vincular)

Hay algunos test de personalidad que permiten realizar un paneo sobre las generalidades de reacción de una persona.
El primer paso es tener conciencia de lo que está sucediendo, ser claro y sincero en las respuestas, y con esto, tener una luz por lo menos inicial sobre un caso puntual.

No olvides que las respuestas deben ir acompañadas de un análisis profesional. No toda la información puede ser tomada sin que se permita un estudio más en profundidad sobre una sensación que genera incomodidad o preocupación.

10 preguntas a evaluar en un test de personalidad para definir el nivel de impulsividad:

1. ¿Qué tanto puedes mantener la concentración cuando realizas una labor o tarea diaria?
2. ¿Qué tan paciente eres cuando escuchas a alguien hablar o cuando estás en una conversación?
3. ¿Que nivel de frustración manejas ante situaciones cotidianas?
4. ¿Qué tanto piensas lo que vas a decir cuando hablas?
5. ¿Sabes definir si necesitas algo o simplemente lo quieres cuando haces una compra?
6. ¿Tus decisiones están basadas en un análisis o en un sentimiento?
7. ¿Buscas vivir experiencias que te hagan sentir al límite del peligro?
8. ¿Sueles arrepentirte de lo que dijiste o hiciste?
9. ¿ Qué tan radicales son tus cambios en cosas personales como: tu trabajo, tus gustos, tus relaciones?
10. ¿Cómo reaccionas ante algo que te enoja o molesta?

Recuerda, los límites de lo patológico pueden ser definidos por el grado en que las acciones que se realicen afecten al entorno.
El auto diagnóstico es peligroso porque puede no ser acertado y en definitiva no ser tratado como corresponde de manera profesional.

Contáctenos ahora mismo

    WhatsApp chat